HOTEL BOUTIQUE CONVENTO CÁDIZ
Antiguas celdas del convento convertidas en habitaciones confortables
UBICADO EN PLENO CENTRO HISTÓRICO DE CÁDIZ
A escasos metros de la playa Santa María del Mar
EL CLAUSTRO
Donde podrá respirar historia y tranquilidad
NUESTRA BIBLIOTECA
El mejor lugar para reunirte, rodeado de ejemplares de los siglos XVII y XVIII
BIENVENIDOS AL HOTEL CONVENTO CÁDIZ

El Hotel Boutique Convento Cádiz un antiguo convento del siglo XVII, perteneciente a la Orden de Predicadores o Dominicos se encuentra ubicado en pleno centro histórico, a 5 minutos de la estación de tren y de autobuses y del puerto de la ciudad. Su céntrica ubicación lo convierte en el alojamiento ideal para disfrutar de su estancia en Cádiz.

DOBLE ESTANDAR
Tipo de cama: Matrimonio
Máx. personas:
DOBLE SUPERIOR
Tipo de cama: 2 Individuales
Máx. personas:
JUNIOR SUITE
Tipo de cama: King Size
Máx. personas:
Instalaciones y servicios

El Hotel Boutique Convento Cádiz ofrece así un alojamiento único y con encanto, donde el visitante puede pernoctar y descansar en un edificio con importantes obras barrocas de mármol que atestiguan la fuerte relación comercial establecida entre la Ciudad de Cádiz y Génova durante los siglos XVII y XVIII.

Reserva online

Ofertas
Buscando ofertas...

HISTORIA DEL HOTEL

Los frailes dominicos están presentes en las tierras de Andalucía, desde el año 1236, cuando la ciudad de Córdoba fue reconquistada por el rey Fernando III el Santo. Tras la toma de la ciudad, el monarca les donó el Real Convento de San Pablo. La presencia de frailes predicadores entre el séquito del rey santo está documentada, y de la mano de sus campañas de reconquista, se va dando la presencia de las nuevas órdenes mendicantes en las tierras del sur de la Corona de Castilla.

Los conventos dominicos en Andalucía, como el que ocupa el Hotel Convento de Santo Domingo, se convirtieron en centros de evangelización y focos de cultura cristiana: Estudios Generales, Estudios de lenguas (árabe y hebreo) y Universidades fueron confiados a la Orden.
En el año 1630, la orden dominica estableció en Cádiz un hospicio y cinco años más tarde logró fundar su convento. No fue hasta 1643, cuando se consiguieron los correspondientes permisos para la edificación del convento, tal como se conoce hoy día,. La obra comenzó dos años después y la de la iglesia en 1652, con los alarifes o maestros de obras Antón Martín Calafate y Bartolomé Ruiz. Fue concluida por Luis de Lojo en 1666.
Con el paso de los años, el convento llegó a tener un gran prestigio en el campo de la enseñanza, ya que desde finales del siglo XVII acogió una casa de estudios, recopilando una gran biblioteca.


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR